Emprender en tiempos de Covid Next item Ideas para ahorrar costes...

Emprender en tiempos de Covid

Los últimos meses no han sido fáciles para nadie, mucho menos para quienes están al frente de su propio negocio o trabajan por su cuenta. Sin embargo, emprender en tiempos de Covid no es una tarea imposible, y encontramos numerosos ejemplos que nos demuestran que, incluso en los tiempos más difíciles, una buena idea puede prosperar.

Si estás dándole vueltas a la idea de emprender y esperas que llegue el momento ideal para hacerlo, permítenos decirte que el momento perfecto para poner un negocio en marcha no existe. Siempre va a haber alguna circunstancia que no puedas controlar y que te produzca un cierto miedo. Por eso, si estás convencido de que tu idea puede funcionar, el actual es tan buen momento como cualquier otro. ¡Atrévete!

Las claves para emprender en tiempos de covid

Abrir un negocio nunca es fácil, y hacerlo ahora implica extremar las precauciones. Pero, si lo haces bien, no hay razón para que no alcances el éxito.

En estos tiempos difíciles la planificación es más importante que nunca. Para minimizar el riesgo que supone emprender en mitad de una pandemia tienes que tener muy controlados los gastos asociados a tu negocio, y hacer un cálculo realista de tus posibles ingresos.

Los flujos de caja son importantes en cualquier negocio, pero mucho más en uno que acaba de empezar y todavía no tiene un “colchón” económico que le permita hacer frente a las adversidades que puedan llegar.

Al hacer tu plan de negocio es esencial que seas muy realista a la hora de estimar tus ingresos, y que gestiones lo mejor posible los gastos. Porque, cuantos menos gastos tengas, más rentable será tu negocio, aunque el nivel total de facturación no sea demasiado alto.

Tomar medidas como elegir la oficina ideal con un precio ajustado, o revisar bien las diferentes alternativas de financiación para escoger la más adecuada, te ayudará a ajustar el presupuesto inicial de tu negocio.

No debes desaprovechar ninguna opción a tu alcance. A pesar de la crisis, sigue habiendo muchas entidades y personas interesadas en invertir en negocios con proyección de futuro. No se trata solo de los bancos, también puedes acudir a business angels que, además de su dinero, pondrán a tu disposición su experiencia para ayudarte en tu proyecto.

Lo que tampoco deberías perder de vista son las ayudas públicas y las líneas de financiación públicas como los préstamos ICO.

Tu actitud es fundamental

A la hora de emprender en tiempos de covid no todo es cuestión de planificación y toma de decisiones racionales y muy meditadas. También influye mucho tu actitud. La mentalidad de fracaso puede llevarte precisamente a eso, a fracasar.

Es totalmente necesario que tengas ilusión por tu proyecto y le dediques todo el tiempo y esfuerzo posibles. Posiblemente quienes te rodean te van a tachar de loco por lanzarte en una situación como la actual a montar tu propio negocio, pero ya sabes que el mundo es de los valientes.

Si consigues un negocio exitoso no solo vas a mejorar tu calidad de vida, puedes ofrecer productos o servicios especialmente necesarios en esta época que beneficien directamente a las personas. Si todo va bien, incluso puedes acabar generando empleo, lo que te beneficia tanto a ti y a tus empleados como a la economía en su conjunto.

Tú solo no vas a cambiar el mundo, pero si pones todo tu corazón y tu ilusión en tu proyecto es posible que tengas un papel importante en la recuperación económica que está por llegar.

Para conseguirlo, no te olvides de ser flexible. Porque la flexibilidad es ahora más importante que nunca. Si ves que algo de lo previsto en tu plan de negocio no funciona, no dudes en hacer cambios. Lo importante es que llegues a la meta y disfrutes por el camino, aunque el sendero que sigas al final no sea el primero que tenías previsto.

Ideas de negocio que triunfan en plena pandemia

¿Sabías que negocios tan exitosos como Uber se gestaron durante la crisis de 2008? Si en aquel momento surgieron nuevas ideas que revolucionaron el mundo, ¿por qué no ahora? Aquí tienes algunas ideas de negocio que te pueden ayudar si estás pesando en emprender.

Ciberseguridad y protección de datos

Los ciberataques se han multiplicado desde que comenzó la pandemia. Si entidades como el SEPE no están a salvo de grandes ataques informáticos, mucho menos lo están las pymes. Por eso, una buena opción para emprender es el campo de la ciberseguridad y la protección de datos.

Con los hackers cada vez más activos y el auge del teletrabajo, la seguridad de las empresas y de los datos que almacenan está en entredicho. Las compañías necesitan ahora más que nunca planes específicos de seguridad. Y esto da lugar a interesantes alternativas de negocio como el diseño de soluciones personalizadas de ciberseguridad, auditorías de protección de datos, o la formación en materia de ciberseguridad para concienciar a los empleados de las medidas que deben tomar.

Organizar eventos en streaming

Los eventos presenciales siguen estando muy limitados, pero la demanda de eventos virtuales se ha disparado. Son muchas las empresas que quieren organizar actos de este tipo y no saben cómo hacerlo, por lo que no les vendría mal la ayuda de un especialista.

Un experto en eventos en streaming puede encargarse de buscar la localización adecuada para grabar el acto, gestionar el marketing, diseñar el programa de intervenciones y hasta monitorizar los resultados.

Consultoría social

La pandemia ha dado lugar a un nuevo tipo de consumidor más concienciado con su entorno. En consecuencia, la responsabilidad social corporativa de las empresas se vuelve ahora más importante que nunca de cara al marketing.

Esto está dando lugar a que se dispare la demanda de servicios de consultoría social, porque las empresas quieren saber qué valores son los imperantes en la sociedad actual y cómo implementarlos en su estrategia.

Emprender en tiempos de covid es un reto que solo los más valientes son capaces de afrontar. Pero también puede llegar a ser una experiencia muy gratificante y una buena opción para entrar en mercados emergentes y triunfar.