¿Cómo serán los eventos post COVID? Previous item Alquiler salas de... Next item Las 9 claves para elegir...

¿Cómo serán los eventos post COVID?

En solo unas semanas el coronavirus ha logrado alterar nuestro estilo de vida. Ahora nos toca acostumbrarnos a una nueva realidad en la que las medidas de higiene y el distanciamiento social son esenciales para mantener controlados los brotes. Pero está claro que no podemos pasarnos la vida en casa, así que hay que empezar a pensar en cómo nos vamos a ir adaptando a la situación y cómo serán los eventos post COVID.

Vuelta a la “normalidad”

En España se celebran cada año miles de eventos públicos y privados: reuniones empresariales, cursos de formación, teambuildings, conciertos, etc. La llegada de la pandemia ha dado lugar a la cancelación de todo lo que estaba previsto para los próximos meses, pero ahora que lo peor parece haber pasado, los implicados en este sector ya estamos buscando soluciones.

Tras semanas en las que las reuniones y los eventos se han desarrollado online, no son pocas las empresas que ya están pensando en organizar actos presenciales, siempre con las debidas medidas de seguridad.

Si los eventos ya eran algo especial antes, ahora lo serán mucho más. Una oportunidad de reunirnos con amigos y compañeros y verlos más de cerca, aunque no podamos estrecharnos las manos.

De lo que no cabe duda es de que los eventos después del COVID van a ser diferentes, y esto exige adaptación por parte de los organizadores, de los asistentes y de los espacios para celebración de eventos.

Medidas sanitarias e higiénicas

Después de lo que hemos pasado está claro que si queremos que un evento sea un éxito de asistencia vamos a tener que extremar las precauciones. Esto hará que el público potencial se sienta más seguro y no tenga miedo de acudir.

En Espazio 32 estamos tomando medidas en este sentido. Nuestros equipos de limpieza ya trabajaban exhaustivamente antes de la pandemia, pero ahora lo hacen todavía más. Garantizando que todos los espacios y superficies de uso común se desinfectan adecuadamente.

Queremos proteger tanto a los organizadores como a los asistentes, por lo que geles hidroalcohólicos, guantes y mascarillas están ya entre nuestra dotación básica.

Medidas de distanciamiento social

Cuando pensamos en cómo serán los eventos post COVID lo que tenemos claro es que el aforo estará más limitado. Además, quienes asistan deben tener garantizada su distancia de seguridad, de forma que no tengan a nadie demasiado cerca.

En este sentido, las salas de más de 420 m2 con las que contamos en Espazio 32 son una garantía de seguridad. Con tanta amplitud se pueden hacer eventos con tranquilidad, hay espacio más que suficiente como para que los asistentes estén debidamente separados entre sí.

Más conectividad

Si la digitalización de eventos ya era importante antes, ahora lo es mucho más. En los próximos meses la asistencia física a eventos estará limitada a aquellas personas que realmente deban estar presentes.

Pero es lógico pensar que puede haber muchas más personas interesadas en la actividad y que no van a poder acudir por cuestiones de aforo. Sin embargo, esto no debería ser un obstáculo, por eso, se va a priorizar la conectividad.

Con un buen equipo técnico se puede ofrecer a quienes acuden al evento de forma online una experiencia bastante similar a la que tienen quienes están participando físicamente. No se trata solo de retransmitir en directo, también de implantar sistemas que permitan la participación de los asistentes virtuales.

Menos duración

Esta nueva era también nos va a traer cambios en lo referente a la duración de los eventos. Es previsible que el tiempo de este tipo de actividades se acorte, al eliminarse entre otras cosas partes más sociales como lo es el catering.

Sin embargo, esto no es necesariamente algo negativo. Al tener el evento una menor duración, los interesados lo tendrán más fácil para decidir si acuden o no, puesto que saben que será una actividad que no les quitará demasiado tiempo.

Mayor importancia de los valores

Si en los últimos años la tendencia en cuanto a eventos era hacerlos lo más espectaculares posible, ahora parece que todo eso ha quedado atrás. Lo que vamos a ver de cara al futuro es actos en los que valores que se han reforzado en las últimas semanas, como la solidaridad, serán los auténticos protagonistas.

Más polivalencia que nunca

Si los espacios para organización de eventos ya eran polivalentes antes de esta crisis, ahora tienen que serlo mucho más. Un ejemplo es Espazio 32; en esta etapa nos ponemos al lado de todos aquellos formadores que están viendo peligrar su actividad al no poder reunir a sus alumnos.

Como solución ofrecemos espacios amplios para formaciones. Nuestras instalaciones, generalmente utilizadas para organizar eventos, son amplias y diáfanas, lo que nos permite convertirlas rápidamente en un aula, garantizando que los alumnos mantendrán entre ellos la necesaria distancia social.

Una responsabilidad para todos

Afrontamos un momento de incertidumbre en el que no sabemos cómo van a evolucionar las cosas. Pero somos seres sociales y debemos intentar volver a la normalidad con precaución, aunque en realidad la situación no tenga nada de normal.

Lo que está claro es que para que nuestra lucha contra la COVID-19 sea un éxito, y podamos recuperar poco a poco la vida que teníamos antes de la pandemia, todos debemos poner de nuestra parte.

Los espacios para eventos nos encargamos de las medidas de higiene y de distanciamiento, pero también debe haber responsabilidad por parte de los organizadores, siendo razonables a la hora de fijar el aforo para su evento y limitando su duración. Por su parte, los asistentes deben asegurarse de cumplir con todas las medidas de seguridad establecidas. Si todos somos responsables y hacemos lo que debemos, esta situación se convertirá pronto en un mal recuerdo.

Llegará el día en que podamos asistir a un evento con cientos de personas, saludar con dos besos o dar la mano, tomarnos un café en el catering y establecer relaciones interpersonales, pero por el momento vamos a abordar eventos un poco diferentes que, con un poco de esfuerzo por parte de todos, serán un éxito y dejarán a los asistentes con buen sabor de boca.